¿Cuáles fueron los buenos hábitos de los escritores que surgieron con sus clásicos?

La mayoría de las grandes obras de la literatura no fueron bien celebradas en la primera publicación. El caos ficticio de una historia convincente no es particularmente entretenido para una sociedad que se encuentra en medio de experimentar angustias a partir de lo que seguramente inspiró el trabajo de referencia. Sin duda, el autor se sintió tan conmovido por los momentos en que vivió esa apelación e incitación. Los cálculos no se entregaron en el esfuerzo por escribir, pero la realidad humana de enfrentar las profundidades de la conciencia común se escribió sin comprometer el sensacionalismo, un público objetivo o la propaganda de una visión subjetiva del autor. De hecho, muchos de los autores que vivieron para ver el éxito de una obra han expresado que él y ella se sintieron encarcelados voluntariamente para verlo, que existe como una herramienta para contar un cuento, uno creado por algo más que un brote imaginativo de una sola alma. .

Steven King ha admitido nunca haber planeado la acción que se desarrolla en sus historias. Eso, según él, debería permanecer en las manos de algo más grande que él mismo, y su trabajo era proporcionar antecedentes y transición, y embellecer la adrenalina al ver que una historia cobra vida.

Keith Richards afirmó que las exitosas canciones de Stone fueron elegidas entre las muchas canciones que se desplazaron a través del estudio privado del compositor. Se les prestó atención y se desarrollaron en congruencia con la armonía de un acuerdo natural.

Si uno no confía en un llamamiento espiritual, hay pocas esperanzas de una reunión clásica de los respetos en masa. Estar perseguido es muy necesario para eliminar el potencial de desgastar al consumidor con las estadísticas del ego.